Su día
Alicia Bermúdez Merino
Madrid - Spain
Share in: twitter facebook pinterest url

About the work

https://valentina-lujan.es/Q/quellagustabaremem.pdf

que ella gustaba rememorar así: mi día, aunque en sentido estricto, o en el lenguaje siempre culto de Ursina puridad, los días no se disfrutaban de forma como si dijéramos vitalicia y, ni siquiera, aun con plazos que podían ser tan sólo de horas o de minutos o incluso de instantes se tenían para todo el rato sino que, y a un forastero ya le pasó y porque dijo pues si después de lo lejos que vengo para veintisiete segundos tengo que repartirlos esto es no ya una guarrería de vida, que total tan corta qué más da, sino una estafa en toda regla, y que le devolvieran el dinero y que dónde y a quién había que reclamar y fue, a la ventanilla, que había cola, y cuando por fin le tocó la vez y expuso su queja el funcionario de turno le contestó pero, vamos a ver, caballero, si me queda claro si debo archivar su solicitud en el casillero de longitudes o en el de precios, que poner la crucecita en los dos sitios y, luego, si se les concede una vida larga pero barata también protestan.

Y que si quería, le ofreció, puedo acoplarlo en uno de los cupos de años, que esos, dependiendo de cómo de cuántos, suelen estar menos saturados y, claro, son ustedes menos a repartir y a un precio además muy asequible.

– Ya, pero cómo de cuántos — repuso el forastero — porque… que a ver si me entiende no sé si me entiende lo que quiero decirle, que, sólo por ahorrar pues que como que… No sé si usted conoce el dicho que dice que lo barato es caro…

– Le comprendo perfectamente, pero mire, va a tener usted suerte porque tenía por aquí traspapelada una devolución que, por cierto, el, o bueno, la, porque era una señora, que cancela ha renunciado al reembolso porque llevaba prisa; le va a salir a usted regalado.

– No, si eso ilusión puede hacerme, pero concréteme la longitud.

– Ciento siete años; y a coste cero y sin tener que repartir como quien dice porque su único compañero, que solo hay ya le digo un participante, lleva ya ciento veintitrés.

– No sé que decirle, la verdad, que contraer así tan de pronto y con unos planes con los que no contaba una responsabilidad de tan largo recorrido…

Y que, pensándolo bien o regular por lo menos porque que el bien absoluto quién lo conocerá, casi mejor que no pero que muchas gracias.

– Pero, hombre — el funcionario —, tómese al menos la parte alícuota que le correspondería de los veintisiete segundos a los que renuncia para considerar con calma, bueno, relativa, sí, pero que… vamos, que lo que le estoy poniendo al alcance de la mano sería el sueño dorado de muchos.

– Lo comprendo, y se lo agradezco — el extranjero —, pero es que no estoy seguro de querer dormir tanto.

Y, el funcionario, mirándolo alejarse, consternado musita para sí una vida regalada y no la quiere. Gente más rara.

Transgresiones

Registered at Safe Creative

Code: 2312256480207
Date: Dec 25 2023 23:06 UTC
Author: Voz anónima
License: All rights reserved

More information

About the creator

Escritora, porque la escritura es lo que profeso. Pero, no siendo la escritura mi fuente de ingresos, no me atrevería a denominarla mi profesión. No creo, por otra parte, que estuviera dispuesta a avenirme a complacer a nadie, lector o editor. Ni a comprometerme a cumplir los plazos de entrega a que deben ceñirse tantos de los que publican. Literatura por encargo, como si el escritor fuera un sastre o un fabricante de electrodomésticos. Me espanta el sólo pensarlo. No tengo formación académica.

Top Works

View all works
Do you want to be up to date with everything that happens in Creators?

Subscribe to our Safe Creative newsletters

I have read and accept the privacy policy

Submit


You have already subscribed to our newsletter.
You will receive our news soon =)


Safe Creative
© 2024 Safe Creative