Y en el cuello
Alicia Bermúdez Merino
Madrid - Spain
Share in: twitter facebook pinterest url

About the work

https://valentina-lujan.es/doc/Y%20en%20el%20cuello.pdf

que, por hacerse el gracioso, hubo uno una vez — contaban que Clodoaldo Quijares, el hijo del jefe de estación — que se obstinaba en equivocarse (o simularlo, porque lo soltaba con mucha seriedad, pero era del dominio público que era muy trasto) y decir “en el culo”; y como a tanta gente le divierte todo ese tipo de alusiones a las zonas pudendas se organizaba mucho jolgorio que hacía enfadar a la señorita Nimia aunque la verdad era, según contaban también, que se le pasaba en seguida porque decía que “bueno, hay que reconocer que es saludable alguna risa de vez en cuando para relajarse un poco”, porque a veces se creaba mucha tensión y, sobre todo, cuando la tía de Honorina (la huérfana) — que tenía que ser seca, sí, como siempre y según su carácter difícil, pero en el fondo y sin renunciar a sus modales algo rudos, bondadosa — se encontraba con que por alguna razón imprevista que no había habido tiempo de notificarle “para que por lo menos me mentalizase, so idiotas” se encontraba de manos a boca con la mediana de las de Barbadillo “que sabéis y de sobra que me cae muy gorda”. Porque Vilja había recibido una educación muy esmerada y era bastante simpática, pero las Barbadillo en general y la mediana en particular, no eran, decía ella, “santas de su devoción” y perdía los nervios cuando tenía que habérselas con ella y con aquel su temperamento (el de la huérfana) que tanto la crispaba.

Papeles

Selección Clodoaldo Quijares

Registered at Safe Creative

Code: 2308064986857
Date: Aug 6 2023 08:46 UTC
Author: Valentina Luján
License: All rights reserved

More information

About the creator

Escritora, porque la escritura es lo que profeso. Pero, no siendo la escritura mi fuente de ingresos, no me atrevería a denominarla mi profesión. No creo, por otra parte, que estuviera dispuesta a avenirme a complacer a nadie, lector o editor. Ni a comprometerme a cumplir los plazos de entrega a que deben ceñirse tantos de los que publican. Literatura por encargo, como si el escritor fuera un sastre o un fabricante de electrodomésticos. Me espanta el sólo pensarlo. No tengo formación académica.

Top Works

View all works
Do you want to be up to date with everything that happens in Creators?

Subscribe to our Safe Creative newsletters

I have read and accept the privacy policy

Submit


You have already subscribed to our newsletter.
You will receive our news soon =)


Safe Creative
© 2024 Safe Creative