Objeción puesta por la señorita Violeta
Alicia Bermúdez Merino
Madrid - Spain
Share in: twitter facebook pinterest url

About the work

https://valentina-lujan.es/O/objeciviole.pdf

aduciendo que sí, que muy bien, que el razonamiento y sin entrar en si inductivo o deductivo porque a saber por dónde y tantos como aun sin contar con mi suegra y mi cuñada —que les molestó mucho, por cierto, asegurando que elevarían la queja correspondiente a las más altas instancias; pero que, por fortuna, no teniendo voz ni voto se vieron obligadas a no abrir el pico — éramos los reunidos saldríamos, parecía que Desideria lo había hecho bien y no tenía ella nada que decir al respecto, pero que lo que de verdad la tenía en ascuas era el si sería posible estar seguros de que la doncella de Emérita no tuvo ciertamente ni hijos ni sobrinos ni prohijados porque, de lo contrario y teniendo constancia como se tenía de que jamás había tenido marido ni hermanos ni los recursos económicos (por no hablar de una generosidad de la que se sabía, por referencias, que era escasa) para adoptar a huérfano alguno, no sería del todo un disparate entrar en la sospecha de que, aún habiéndolo llevado siempre en secreto, la madre del tal Raúl fuese ella y, en tal caso, habría de ser expulsada de nuestra comunidad, tan pequeña sí, y tan de andar por casa, también, pero tan respetable como Genoveva con tantísimo esmero la diseñara y en la que no se admitían, y en los estatutos figuraba, ni madres solteras ni más mascotas o animales de compañía que no fuesen perros o gatos o, como caso excepcional, la cotorra de doña Emerenciana a la que, aquejada de demencia senil, cuidaba una sobrina antipática pero bastante guapa y, se decía, que envuelta, cuando se la veía, en plumas de marabú y un misterioso pasado.

Papeles

Registered at Safe Creative

Code: 2403027217648
Date: Mar 2 2024 21:20 UTC
Author: El subdirector del juzgado
License: All rights reserved

More information

About the creator

Escritora, porque la escritura es lo que profeso. Pero, no siendo la escritura mi fuente de ingresos, no me atrevería a denominarla mi profesión. No creo, por otra parte, que estuviera dispuesta a avenirme a complacer a nadie, lector o editor. Ni a comprometerme a cumplir los plazos de entrega a que deben ceñirse tantos de los que publican. Literatura por encargo, como si el escritor fuera un sastre o un fabricante de electrodomésticos. Me espanta el sólo pensarlo. No tengo formación académica.

Top Works

View all works
Do you want to be up to date with everything that happens in Creators?

Subscribe to our Safe Creative newsletters

I have read and accept the privacy policy

Submit


You have already subscribed to our newsletter.
You will receive our news soon =)


Safe Creative
© 2024 Safe Creative